Buscar en el Blog.

BANNER GALERIA

YOUTUBE, FACEBOOK Y TWITTER.

El Blog en Facebook:

titulo cabecera buscador

titulo cabecera buscador

martes, 8 de marzo de 2011

Nanotecnología aplicada en el tratamiento del cáncer de piel.

La imagen ilustra de forma "ficticia" como una
nanomáquina interactúa con un glóbulo rojo.
El melanoma, mas conocido como "cáncer de piel" es subestimado muchas veces entre la población al no afectar a un órgano "vital" (a corto plazo) para la vida. Esto merece una aclaración porque si bien es cierto que un daño localizado en una parte de la piel "no tiene porque" ser mortal, de no controlarse si que puede llegar a serlo y ahí es donde el melanoma se torna en un asesino mortal y silencioso porque aunque su comienzo es relativamente sencillo y mas o menos visible, su evolución puede ser catastrófica. El problema viene cuando el cáncer de piel se extiende a otras partes del cuerpo, para los médicos se hace muy difícil poder seguir con eficacia la evolución de la enfermedad cuando abandona su origen visible y localizado, es ahí donde un nuevo avance podría ser muy útil. Se trata de unas esferas de sílice (dióxido de silicio, o sea una combinación de "oxigeno" con el famoso mineral que sale de "la arena de la playa" y que es la base de la informática y la electrónica, el silicio) de tan solo 8 nanómetros (recordemos que un "nanómetro" equivale a un metro partido en "mil millones" de unidades) y por comparación diremos que el grosor de un cabello humano está entre 50.000 y 80.000 nanómetros, y que un glóbulo rojo tiene un diámetro de 7.000 nanómetros, visto esto, podemos apreciar lo realmente pequeñas que son estas esferas teniendo en cuenta la relación que hay entra una de ellas y un glóbulo rojo por ejemplo, no muy lejana de la que habría, sin ir mas lejos entre "una mosca y un ser humano". Estas nanoesferas estarían recubiertas por una mínima cantidad (la "mínima" de hecho, tan solo una molécula) de un tinte orgánico con la capacidad de emitir luz en el espectro infrarrojo (invisible al ojo humano, el mismo tipo de luz que se usa para ver en la oscuridad con "visores nocturnos" o en la mayoría de mandos a distancia). Para que estas esferas no sean atacadas por el sistema inmunológico al ser detectadas como "cuerpos extraños", estas van recubiertas por un polímero (un plástico especial) que es biocompatible y que evita el rechazo y por tanto la respuesta defensiva natural del organismo.


Imagen de un "PET"
(Tomógrafo Emisor de Positrones)
El desarrollo de esta tecnología a llevado mas de 10 años de trabajo pero al fin se está llegando a la fase de ensayos clínicos, de hecho la FDA ("Administración de Alimentos y Drogas" de EEUU) ha dado el visto bueno para continuar con las investigaciones. Los primeros ensayos realizados en animales han mostrado que las nanopartículas no son dañinas para el anfitrión lo que abre la puerta para un próximo estudio durante este 2.011 con humanos en condiciones muy controladas, al tratarse de un grupo de tan solo 5 personas enfermas de melanoma (cáncer de piel). Las esferas nanométricas fueron creadas por “Ulrich Wiesner”, profesor de ciencias de los materiales de la universidad de Cornell (Ithaca, New York) quien ha trabajado junto a “Michelle Bradbury” radióloga del centro “Memorial Sloan-kettering Institute” de Nueva York. La doctora Bradbury fue quien dirigió el trabajo y el ensayo clínico, con el fin de probar por primera vez la efectividad de las nanopartículas en animales. Las fabricación de dichas partículas que se están utilizando actualmente en todos estos estudios ha sido encargada a una empresa llamada "Hybrid Silica Technologies" ubicada en "Cambridge" (Massachusetts, EEUU). Las nanoesferas no permanecen en el cuerpo demasiado tiempo, tras cumplir su función y en aproximadamente unas 24 horas son eliminadas por la orina de forma natural según pruebas realizadas en animales de laboratorio. Otro tema muy importante a tener en cuenta es que las nanoesferas puede ser utilizadas como portadoras de sustancias, de esta forma se podrían añadir fármacos antitumorales, elementos radioactivos para marcar zonas concretas e incluso péptidos (un tipo "mas simple" de proteína) concretos que puedan ser eficaces en el tratamiento de ciertos tumores. El uso de las nanoesferas puede ser útil de dos formas a la vez, en primer lugar, como "localizadoras" de tumores provenientes del melanoma. Esta tarea actualmente y cuando se centra en zonas delicadas como el cuello o la cabeza, se realiza inyectando sustancias con una ligera carga radioactiva para posteriormente mediante el uso de detectores, seguirlas por los ganglios linfáticos (la "red" del sistema inmunológico llena de estructuras "en forma de racimo") en busca de posibles tumores durante un proceso de cirugía de exploración y/o extirpación. Huelga decir que es un proceso lento, complicado y por todo ello, también caro, por lo que "en teoría" la luminiscencia infrarroja del tinte que llevan las esferas podría ser la clave para conseguir una mejor localización de los tumores en este tipo de intervenciones cuando se exploran los ganglios linfáticos.

En segundo lugar, además de co
mo "localizadoras" las esferas podrían tener otra función muy interesante si se combinan con un tipo de maquina de alta resolución menos habitual que las que estamos ya acostumbrados a ver como son las de resonancia magnética y los escáneres (TAC). Estas máquinas a las que me refiero son similares por fuera a las de RM (resonancia magnética) pero en su funcionamiento recuerdan mas a los TAC (los escáneres). Estas máquinas poseen una enorme resolución, tanto es así que podrían incluso ser útiles para determinar cuantos receptores distintos están presentes en un tumor concreto ayudando así a su diagnostico evolutivo y su correspondiente tratamiento. El proceso para el paciente al usar una de estas máquinas es similar al que se usa actualmente en una resonancia, al paciente se le inyectará en vena una sustancia con carga radioactiva que posteriormente sera "bombardeada" desde el aparato para así poder localizar las zonas del cuerpo que sufren aumentos o disminuciones metabólicas, siendo esto procesado y generando una imagen en 3D. Como curiosidad las sigas "PET" significan en español "Tomógrafo Emisor de Positrones", el "positrón" es la partícula contraria al común electrón, o dicho de otra forma mas sorprendente, el paciente es "bombardeado por antimateria" ... dicho así verdaderamente resulta impactante el funcionamiento de esta máquina.


Comentarios: info@partiendodecero.com
Imágenes optimizadas y/o editadas por el autor del blog.
Artículo Original de: PARTIENDO DE CERO . COM